IFC otorga crédito verde en Latinoamérica por USD 80 millones

  • En respuesta a las consecuencias que el COVID-19 ha generado en pequeñas y medianas empresas (PyMEs) en Latinoamérica, el IFC, miembro del Grupo del Banco Mundial, otorga préstamos orientados a practicas sostenibles en los agronegocios


CDMX, 7 de septiembre 2021 – El paquete de financiamiento consiste en un crédito de USD 50 millones a 7 años por el IFC más USD 30 millones por parte de Symbiotics, una plataforma de inversiones de impacto en mercados emergentes. Se le otorgó a Latin American Agrobusiness Development Corporation (LAAD), empresa privada de inversión y desarrollo orientada a financiar proyectos de agricultura en América Latina y el Caribe.


El objetivo de este préstamo fue la adopción y mejora de proyectos orientados al uso más eficiente de agua, generación de energía renovable y prácticas más sostenibles. LAAD se ha comprometido a promover prácticas agrícolas climáticamente inteligentes, mejorando el acceso al financiamiento de las PyMEs y reforzando las cadenas de suministro agrícola de Latinoamérica y el Caribe, las cuales se han debilitado a causa de la pandemia de COVID-19. El uso de los ingresos se centrará en una recuperación económica inclusiva y sostenible.


Esta inversión sigue el Marco Verde (Green Framework) del IFC y es el primer préstamo verde otorgado a una institución financiera no bancaria en el mundo para la agricultura climáticamente inteligente.


América Latina es un actor importante en el suministro mundial de materias primas. Sin embargo, este sector es altamente volátil a eventos imprevistos y generalizados, como lo es una pandemia o los efectos adversos del cambio climático. En estas situaciones, los agricultores suelen ser los más afectados, dada su precondición de vulnerabilidad y, por ende, poca capacidad de adaptación. Dar la oportunidad a PyMEs y agronegocios de acceder a financiamiento representa una forma importante para solucionar obstáculos que limitan el crecimiento de estos negocios.


Martin Spicer, Director del IFC en América Latina y el Caribe, recalcó que la pandemia del Covid-19 ha ejercido una enorme presión sobre toda la cadena de suministro de agronegocios y si bien las existencias mundiales de alimentos siguen siendo suficientes, los riesgos locales para la seguridad alimentaria han aumentado debido a las interrupciones de la cadena de suministro y al aumento de los precios.


El IFC considera a los agronegocios como una prioridad debido a su amplio potencial de impacto en el desarrollo y reducción de la pobreza. Su forma de operar consiste en combinar inversiones y servicios de asesoría para ayudar al sector a abordar la mayor demanda y el aumento de los precios de los alimentos de una manera ambientalmente sostenible y socialmente inclusiva. El IFC invierte en toda la cadena de suministro de la agroindustria, desde la agricultura hasta el comercio minorista, para ayudar a impulsar la producción, aumentar la liquidez, mejorar la logística y la distribución, al tiempo que amplía el acceso al crédito para los pequeños agricultores.



Con información de Boletín de Prensa del IFC